martes, 28 de febrero de 2017

YO HE COBRADO MI RETRATO…


Rosaura pide al amor ingenio… y lo consigue, ya que dice a Estrella que quiere Astolfo arrebatarle el retrato suyo para dárselo a la propia Estrella… es una maniobra perfecta que deja mal a Astolfo; que deja solucionado el problema de recuperar Rosaura su propio retrato y hace que Estrella siga creyendo a Rosaura y menosprecie aun mas a Astolfo… y solo es una pequeña muestra del ingenio de Calderón para solucionar sus propios enredos…

Y Rosaura lo sentencia con esas celebres frases:

Yo he cobrado mi retrato
venga ahora lo que viniere.

La verdad es que la obra nos resume tantos otros temas de tales niveles de interés y profundidad, que parece nimio preocuparse de este como titulo y objeto de este pequeño articulo, pero también y por eso mismo hay que parar la atención en uno de los muchos detalles de las situaciones que un gran autor español y clásico nos ha dejado como legado de incalculable valor…

¡Que lastima que se conozca tan poco, se valore tan poco, se emplee tan poco para educar y desarrollar el intelecto y las buenas normas educativas!…
Y para terminar este aperitivo de lo que nos cita esta semana, os copio la ultima escena del final de la Segunda Jornada… claro esta… de La Vida es Sueño… una perla con la que Don Pedro nos regaló su ingenio y su gracia para filosofar… ¡Leerla otra vez, que os espabilara un poco mas!

SEGISMUNDO:
Es verdad; pues reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición
por si alguna vez soñamos.
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña
que el hombre que vive sueña
lo que es hasta despertar.
Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!);
¡que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!
Sueña el rico en su riqueza
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende;
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.



Escrito por: Javier Morera