sábado, 11 de febrero de 2017

EL TEST BÉCQUER


Mi amigo Arnoldo me contaba una tarde de otoño que paseábamos por una ruidosa arboleda caída¹, entre charcos y piedrecillas de todos los tonos del gris al blanco…

-“yo, para saber si me voy a llevar bien con una nueva amistad, le paso el test “Bécquer” y ya me planteo lo que puedo hacer con él o ella… si me dice que no conoce a Gustavo, lo ignoro para el resto de su vida, si me contesta que le parece un ñoño, finjo que me he olvidado algo en otro sitio y desaparezco de su camino en un par de segundos… pero si me contesta que no lo conoce y le gustaría que yo le contará algunas cosas de este retratista de las emociones, pues entonces me cae bien, simpático, le hablo… se nos hacen las tardes cortas y nos dan las tantas entre paseos y cafés… y quedamos para otros días… y nos escribimos y nos dejamos libros… Este test no me falla nunca”…

Yo, tras sonreírle, desnudándome de la sorpresa que me había envuelto con su curiosa y acertada explicación, le quise poner a prueba y le lance esta pregunta:…

-¿Y que pasaría si te contestase esa nueva posible amistad algo así como… Volverán las oscuras golondrinas

Mi amigo, se paro de andar y de hablar, me miró con unas pupilas dilatadas, sacó su mano derecha del bolsillo del gabán y cogió mi brazo izquierdo por encima del codo, con su puño izquierdo apretó el bastón y su aliento, con el impulso del afecto, explotó en aquella tarde nebulosa y gris del otoño del parque de nuestras vidas²… me dijo:

-“Si eso ocurriera, Javier, si eso hubiera ocurrido, querido amigo, le hubiera jurado a esa persona amistad y compañía todo el resto de mi vida”…

Le había herido sin querer, tan desencantado estaba… seguimos pisando “Las Hojas Secas”³…

Notas:
Supongo, lector, que si has leído esto y lo entiendes… te habrás dado cuenta que hay muchos simbolismos metidos entre sentidos sencillos… algunos te los he numerado para que los compruebes… otros son para tu inteligencia romántica…
1.   La ruidosa arboleda caída, se refiere al ruido de las hojas secas al ser pisadas… cada hoja significa una amistad o un casi amor que estuvo fresco y verde un tiempo mas primaveral… pero se marchito y cayó de las frondosas vidas de estos dos personajes…
2.    La tarde nebulosa y gris del otoño del parque de nuestras vidas simboliza el final de la vida de estos soñadores que aunque hablen en presente, saben que ya nunca volverán a ser protagonistas de amores y enamoramientos… por eso Javier dice al final del relato que le había herido sin querer… ya que ese posible episodio no se había dado nunca en la larga y triste vida de Arnoldo… y como sabe muy bien Javier, sus amigos e incluso sus amigas solo sabían hablar de Fútbol, comidas, dinero…
3.    Las Hojas Secas, es un relato de Gustavo Adolfo Bécquer, publicado a titulo póstumo, en 1871, en El Almanaque Literario… y como puede entenderse, está en la base de la comprensión de todo este pequeño articulo con el que se quiere celebrar a Bécquer y denunciar lo poco que se entienden sus escritos por el publico no inmerso en estas literaturas…

4.     ¿No has visto la nota cuarta?... pues es muy sencilla… en el meta simbolismo… terminas de sufrir el test Bécquer… tu decides


Escrito por: Javier Morera