miércoles, 30 de diciembre de 2015

MARAVILLAS Y MISTERIOS DE 2015


Han ido pasando las hojas del calendario… y las de los libros que han marcado nuestro año de 2015… miles de páginas,  varias películas, charlas y muchas, muchas palabras en conversaciones y coloquios de amistad y conocimiento… preguntas, aclaraciones, noticias y formas diferentes de verlo y entender… el libro, el problema, el resultado, la calidad y el gusto… muchas formas diferentes, tantas como personas, pero un común… nuestro interés en compartir… huimos de leer en solitario y ver películas en solitario para seguir viviendo en solitario el mundo solitario de esta sociedad solitaria y consumista donde lo importante no es leer sino comprar cada uno en solitario muchos libros que luego irán a la basura cuando ya no nos quepan en la estantería… libros de moda, como los jerséis o los zapatos… que tiramos sin haber usado tan apenas… libros que no aprovechamos y que no compartimos con nadie… como las comidas de las que abusamos o despreciamos por estar “caducadas”…
Hemos ido pasando por libros… ya que nunca sabemos quien domina, quien controla, quien lee o es transformado por el otro… y así…llegamos a fin de año… a fin de nuestro calendario que un día fue promesa, proyecto e ilusión… hoy es resultado, historia, hecho y memoria… con mucho interés y mucho provecho… con mucho compartir y mucha amistad… muchas hojas de libro y de calendario… muchos encuentros y muchas opiniones… muchos buenos ratos entrañables y alguna sonrisa de coincidir, de adivinar, de comprender y de empalizar mas que simpatizar…
Seguimos… seguiremos… mientras dos o tres se junten para hablar de algo tan etéreo como un libro, como un supuesto, como una abstracción… algo tan inteligente como humano, tan humano como inteligente… palabras escritas sobre algo que solo pudo estar unos segundos en la mente de un autor… y ahora ha cobrado vida en la mente de otros muchos que tenemos la suerte casi mágica de leer aquello que alguien pensando en nosotros nos dejo traducido en signos para descifrarlo a nuestra manera y disfrutar y aprovecharnos de su idea…
Casi un milagro… escribir… leer… compartir esos mundos de la nada… con otros que ahí, en esos gestos, lo encontramos casi todo…
Casi un milagro encontrarse con unos pocos así, en este mundo donde el dinero, la comida y poco mas… lo es todo…

Empezamos el año con Alicia en el País de las Maravillas…. Terminamos con El Misterio de Navidad… ha sido un buen año… de Maravillas y Misterios… Seguiremos leyendo… Maravillas y Misterios… seguiremos viviendo los misterios de esa maravilla que es leer…



Escrito por: Javier Morera

viernes, 25 de diciembre de 2015

¡FELIZ NAVIDAD 2015!

Para felicitaros la Navidad, os dejamos en este post el enlace a una sencilla presentación que contiene las fotografías y citas elegidas entre nuestros asociados, para recordarnos momentos y lecturas que han tenido lugar durante este inolvidable año 2015…
¡Ya podemos ir preparando lo que nos representará en el 2016!


¡Mucha felicidad entre libro y libro!



lunes, 14 de diciembre de 2015

SEGUIMOS...EL MISTERIO DE LEER Y VIVIR...




Otro año cerramos el calendario con un titulo que es navideño y entrañable… como un cuento por su primera lectura fácil y fantástica… un poco mas histórica y compleja por su segundo nivel de abstracción ya que supone un viaje hacia atrás en el tiempo y hacia un objetivo místico… Belén… de creyentes cristianos…

Otro año terminamos con un titulo dentro de la colección que llamamos de Filosofía y Vida… y ya son cuatro los calendarios que nos han dado cobijo a nuestros títulos…. desde aquel lejano Enero de 2012 con El Vendedor más Grande del Mundo… hasta el Misterio de Navidad que nos cita esta semana de finales del 2015…
Cuarenta y siete títulos…. aproximadamente uno por mes… desde Juan Salvador Gaviota a Tus Zonas Erróneas… desde El Mundo de Sofía hasta El Viejo y El Mar…
Comenzamos intentando decir cosas que sirvieran para nuestra felicidad en la vida a través de los libros… y ahora vemos que cada libro es una joya de lámpara mágica en la que al frotarla con la ilusión de la lectura nos aparecen mil formas inteligentes para afrontar nuestras vidas con mas capacidad y mas estrategias útiles…
Comenzamos hace tiempo…. hemos leído y pensado…leído y hablado…. leído y escrito… leído y vivido…

Seguimos buscando la luz… en la filosofía…. en los libros… en la Navidad… en esa oportunidad que es leer y vivir… un Misterio dentro de otro Misterio…

Seguimos…


Escrito por Javier  Morera

sábado, 5 de diciembre de 2015

COMETAS EN EL CIELO


Cada 11 de septiembre se cumple el aniversario de varias catástrofes, la primera de ella fue el suicidio de Allende en manos de la atroz dictadura, la segunda de estas fue el derrumbe de las torres gemelas, el ataque al primer mundo de los hermanos pobres del tercero. Probablemente muchos de nosotros recordaremos donde estábamos en aquel momento: unos nos encontraríamos viendo el telediario, cuando conectaron en directo en aquella primera torre humeante, otros nos enteraríamos horas más tarde en casa, cuando llegábamos del trabajo y se nos cambiaba el rictus de la cara. Incluso algunos en el autobús cuando el noticiero de la radio narraba la desesperación de la gente tirándose al vacío desde las ventanas rotas y los hierros quemados.


Han pasado 14 años y durante esta época hemos aprendido términos como Al Qaeda o talibán, también perdido libertades en los países que se autoproclamaban de las libertades.

En Londres tuvieron su 11-S y nosotros en Madrid lo sufrimos en un invernal marzo. La maquinaria de guerra se activó; trío de las Azores, armas de destrucción masiva y falsas argumentaciones para justificar lo que la ciudadanía se oponía masiva y públicamente. Se bombardeó y acribilló Afganistán, se derrocaron dictadores que años antes nos regalaban caballos de purasangre, sin olvidar que nosotros hace décadas los habíamos colocado, apoyado y ayudado.

Puede que ahora todo sea un recuerdo lejano, que nuestro Afganistán haya virado a Siria y el talibán se haya transformado en un insurgente del Isis, que nos conmovamos con el ahogado Aylan como leyendo la triste historia del joven Sohrab, sin darnos cuenta que cada semana 6 niños sirios acaban ahogados en sus mismas circunstancias arrastrados por las olas del mar, que las violaciones y orfandades en Afganistán han sido y siguen siendo actos de lo cotidiano.

Recientemente el fantasma del 11-S atacó en París y de nuevo toda la opinión pública se movilizó y solidarizó, se ondearon banderas y estandartes, la marsellesa se oyó de Occidente a Oriente. Pero de nuevo una década y media después repetimos los mismos fallos. A las horas siguientes, con el calor aún de los muertos, los motores de los cazas franceses abrían sus tripas y veinte bombas caían quemando el suelo y la población Siria. Algunos medios dijeron que 1000, otros que 2000 muertos por la ofensiva francesa. Pero que más da... Cada francés, inglés, americano o español tenía su nombre y apellidos. Nunca valió lo mismo una vida en la zona rica que en la pobre del mundo. Se instalarán concertinas más afiladas, se elevarán la altura de las alambradas, aunque el hambre o la guerra siempre les dará unas manos más fuertes para treparlas. El problema es Siria, el Isis, pero no nos habían contado que los terroristas de París eran nacidos en la propia patria francesa, criados y educados en nuestras costumbres y marginados por nuestra pobreza.

Gandhi una vez dijo ojo por ojo el mundo quedará ciego. Y no podemos ser tan tontos de pensar que el terrorismo se combate con más bombas, porque ya sabemos que no funciona. ¿Por qué no nos preguntamos que el problema de los atentados solo radica en Europa y en Norteamérica? Porque por ejemplo en Latinoamérica no lo hacen. Porque podemos ser tan hipócritas de venderles armas mientras nos atacan, que culpa tendrán Hassan, Alí y Sohrab, algunos de los protagonistas de nuestro libro, personas que con otros nombres en la vida real sufren nuestra codicia por el petróleo y el gas. Los militares, la inteligencia, los gobernantes siempre tan preparados... ¿No se han leído nunca el libro del arte de la guerra que hace muchos meses tratamos nosotros? Los románticos...



Parece que al final seamos nosotros, los románticos, los únicos realistas en este mundo, los que por nuestras causas y personas lo haríamos mil veces...


Escrito por: Chema

martes, 1 de diciembre de 2015

¡QUÉ SERÍA DE NUESTRA VIDA SIN LIBROS!




Se termina el año, se pasan las hojas del calendario y con ellas, se han pasado muchas páginas de estupendos libros que nos habíamos propuesto, no para leer, sino para disfrutar en sus análisis y comentarios…
Ya son historia, memoria de muchas tardes de jueves al calor de la amistad, oyendo y hablando de las mil ideas que nos surgen de los ratos de lectura y películas que vamos recorriendo en nuestro programa…
Esta semana, “Cuento de Invierno”, pero ahora la película del año 2014, una bella historia donde el amor es protagonista y la fantasía o lo imposible se acerca más a nuestras realidades… tan aburridas…. tan anodinas….

No es casualidad que hace dos semanas nos dedicáramos al mismo título, pero la obra de William Shakespeare…

No es casualidad que sean obras de invierno…. de tardes de frío y noches largas…. 

No es casualidad para los románticos que salga en los libros y hasta en nuestros títulos el otoño, el invierno… la nostalgia que levanta y la melancolía que nos rodea como la niebla que entorpece la búsqueda en la celebre noche de “El Sabueso de los Baskerville”…

Nada es casualidad… lectores románticos… raros, solitarios, extraños y místicos… idealistas… autónomos… pasando de un mundo que pasa de nosotros y busca las modas, las ofertas, el triunfo, el consumismo…

Y para verlo escrito… curioso…. Os cito un fragmento del capítulo tres, del libro: “Cometas en el Cielo”, de Khaled Hosseini, que nos ocupará la tertulia de la semana próxima, que ya todos estamos leyendo, pasando hojas como las del calendario…

“Así fue como escapé del distanciamiento de mi padre, con los libros de mi madre muerta. Con ellos y con Hassan, por supuesto. Lo leía todo, Rumi, Afees, Saadi, Victor Hugo, Julio Verne, Mark Twain, Ian Fleming. Cuando acabé con los libros de mi madre (no con los aburridos libros de Historia, pues ésos nunca me gustaron mucho, sino con las novelas, los poemas), empecé a gastar mi paga en libros. Todas las semanas compraba un ejemplar en la librería que había cerca del Cinema Park, y en cuanto me quedé sin espacio en las estanterías, comencé a almacenarlos en cajas de cartón.
Naturalmente, una cosa era estar casado con una poetisa…, pero ser padre de un hijo que prefería enterrar la cara en libros de poesía a ir de caza… Supongo que no era ésa la idea que se había hecho Baba. Los hombres de verdad no leían poesía ¡y Dios prohibía incluso que la escribieran! Los hombres de verdad, los muchachos de verdad, jugaban a fútbol, igual que había hecho Baba de joven."


¡Que sería de nuestra vida sin libros!


Escrito por Javier Morera Betés


martes, 24 de noviembre de 2015

GRACIAS WATSON POR ESTIMULARNOS


Todos los años retomamos alguna de las obras de Conan Doyle y nos sirve para volver a pensar en esos momentos tan importantes de nuestra Historia cultural en los que los ciudadanos de a pie se plantearon la posibilidad de ser capaces y suficientes para pensar por si mismos, de investigar, estudiar, usar su inteligencia y no dejarse impresionar o “engañar” por los “encargados” que saben o callan lo que les interesa…

Como nos demuestra Holmes, con su modelo, todos y cada uno de nosotros puede ser capaz de descubrir, de relacionar, de decidir y de protagonizar su vida, su formación, sus aciertos y sus reflexiones sobre temas tan variados y tan interesantes como la vida misma…

En vez de creer en los periódicos o los noticiarios que solo nos llevan a errores y confusiones, cualquiera puede pensar y encontrar relaciones y concordancias que cambian las importancias o las causas de los acontecimientos que nos rodean…

En el capitulo I de “El Sabueso de los Baskerville”, Watson piensa por si mismo… y aunque se equivoca, le sirve a Holmes como estimulo de sus brillantes Inducciones…

“-¿Se me ha escapado algo? -pregunté con cierta presunción-. Confío en no haber olvidado nada importante.
-Mucho me temo, mi querido Watson, que casi todas sus conclusiones son falsas. Cuando he dicho que me ha servido usted de estímulo me refería, si he de ser sincero, a que sus equivocaciones me han llevado en ocasiones a la verdad. Aunque tampoco es cierto que se haya equivocado usted por completo en este caso. Se trata sin duda de un médico rural que camina mucho.
-Entonces tenía yo razón.
-Hasta ahí, sí”

Nos resulta muy interesante que dos adultos, formados e inteligentes, como Watson y Holmes, dediquen su tiempo y su capacidad a entender los hechos y buscar sus causas… en vez de asistir a su propia descomposición convirtiéndose en espectadores y seguidores de espectáculos y “montajes” construidos simplemente para idiotizarles y obtener beneficios en sus dependencias… triste… muy triste… las modas y las diversiones de hoy… con subproductos consumistas, obesidad, alcoholismo, tabaco…
Y eso pasa por no pensar… solo seguir las “manadas”… como nos intenta decir Holmes en el capitulo III…

“Holmes se encogió de hombros.
-Hasta ahora he limitado mis investigaciones a este mundo -dijo-. Combato el mal dentro de mis modestas posibilidades, pero enfrentarse con el Padre del Mal en persona quizá sea una tarea demasiado ambiciosa. Usted admite, sin embargo, que las huellas son corpóreas.
-El primer sabueso era lo bastante corpóreo para desgarrar la garganta de un hombre sin dejar por ello de ser diabólico.
-Ya veo que se ha pasado usted con armas y bagajes al sobrenaturalismo. Pero dígame una cosa, doctor Mortimer, si es ésa su opinión, ¿por qué ha venido a consultarme? Me dice usted que es inútil investigar la muerte de Sir Charles y al mismo tiempo quiere que lo haga.
-No he dicho que quiera que lo haga.”

Así es mi querido Watson…. Si todos ponemos negocios autónomos…. Como bares y chiringuitos de tapas y nos vendemos unos a otros, pan con tomate a tres euros el montadito…. Con el I.V.A. mantendremos a Europa y pagando el crédito remontaremos la crisis que tiene causas sobrenaturales… y le diremos a mi familia que vengan como clientes a hacernos gasto… y yo seré un empresario con mis títulos y master en ingles… y colorin colorado…
-Que no, que este cuento no se lo cree ni Caperucita…
 ¡Y mira que era crédula!… 



Escrito por: Javier Morera

domingo, 15 de noviembre de 2015

LO QUE TUVIERA QUE LLEGAR, LLEGARÍA


Una vez más, un año mas, en noviembre, con las hojas arremolinadas por vientos de otoño y nubecillas de nieblas en las mañanas grises…. Hemos leído y disfrutado de otro volumen de Harry Potter…. En unos días se han esfumado los meses del curso de Hogwarts y otra vez, Harry ha pasado muchas aventuras, para modelo y diversión de todos nosotros…

Y, ahora, camino del invierno que se anuncia implacable, tenemos una cita con Guillermo, el apreciado dramaturgo y genial Shakespeare…. Con su obra: “El Cuento de Invierno”… una de las últimas citas del año… ya nos quedan pocas… ¡Que lastima!

Os pongo un trocito para animaros a su lectura…

“POLÍXENES: No me obliguéis así, os lo suplico. No hay lengua persuasiva, ninguna, ninguna en el mundo, que pueda vencerme tan fácilmente como la vuestra. Así sería ahora si el objeto de vuestra demanda implicase verdadera importancia para vos aunque tuviera que rechazarlo. Mis negocios me impulsan literalmente hacia mi reino y retenerme sería hacerme de vuestra amistad un instrumento de tortura. Mi estancia es para vos una carga y un enojo. Así, pues, para evitarnos los dos estos inconvenientes, adiós, hermano.”

Pero el 26 de noviembre nos espera una cita con nuestro interesante Sir Arturo Conan Doyle, este año, casi ya en invierno, nos las veremos con la bufanda y el sobretodo de impecable “cheviot” de  Holmes y Watson… pasaremos algo parecido al miedo, por el páramo… mirar como empieza…

“El señor Sherlock Holmes, que de ordinario se levantaba muy tarde, excepto en las ocasiones nada infrecuentes en que no se acostaba en toda la noche, estaba desayunando. Yo, que me hallaba de pie junto a la chimenea, me agaché para recoger el bastón olvidado por nuestro visitante de la noche anterior. Sólido, de madera de buena calidad y con un abultamiento a modo de empuñadura, era del tipo que se conoce como «abogado de Penang». Inmediatamente debajo de la protuberancia el bastón llevaba una ancha tira de plata, de más de dos centímetros, en la que estaba grabado «A James Mortimer, M.R.C.S. de sus amigos de C.C.H.», y el año, « 1884». Era exactamente la clase de bastón que solían llevar los médicos de cabecera a la antigua usanza: digno, sólido y que inspiraba confianza.
-Veamos, Watson, ha qué conclusiones llega?
Holmes me daba la espalda, y yo no le había dicho en qué me ocupaba.
-¿Cómo sabe lo que estoy haciendo? Voy a creer que tiene usted ojos en el cogote.
-Lo que tengo, más bien, es una reluciente cafetera con baño de plata delante de mí –me respondió-. Vamos, Watson, dígame qué opina del bastón de nuestro visitante. Puesto que hemos tenido la desgracia de no coincidir con él e ignoramos qué era lo que quería, este recuerdo fortuito adquiere importancia. Descríbame al propietario con los datos que le haya proporcionado el examen del bastón.” 

Y ya en diciembre, preparando la Navidad… hablaremos de la amistad…. Con Khaled Hosseini… en su obra “Cometas en el Cielo”. El empezar ya marca el ritmo triste de la historia…

“Me convertí en lo que hoy soy a los doce años. Era un frío y encapotado día de invierno de 1975. Recuerdo el momento exacto: estaba agazapado detrás de una pared de adobe desmoronada, observando a hurtadillas el callejón próximo al riachuelo helado. De eso hace muchos años, pero con el tiempo he descubierto que lo que dicen del pasado, que es posible enterrarlo, no es cierto. Porque el pasado se abre paso a zarpazos. Ahora que lo recuerdo, me doy cuenta de que llevo los últimos veintiséis años observando a hurtadillas ese callejón desierto.”



Claro, y ahora estarás pensando que voy a terminar este largo post con una cita del empezar del ultimo libro de este año…. ¡Pues no!... en literatura procuramos y podemos ser mas creativos… y nos gusta jugar con el tiempo y con la vida de nuestros protagonistas… Así… me permito terminar con el terminar de ese libro recién cerrado en nuestras tertulias… “Harry Potter y El Cáliz de Fuego”… que me sirve para recordarlo y preparar el futuro…

“Harry les guiñó un ojo, se volvió hacia tío Vernon y lo siguió en silencio hacia la salida. No había por qué preocuparse todavía, se dijo mientras se acomodaba en el asiento posterior del coche de los Dursley.
Como le había dicho Hagrid, lo que tuviera que llegar, llegaría, y ya habría tiempo de plantarle cara.”

¿A que queda acertado… aquí…?
¡Ya llegará!



Escrito por: Javier Morera


sábado, 7 de noviembre de 2015

POR ARTE DE MÁGIA


—De verdad que no es tan difícil, Harry —le decía Hermione para animarlo, al salir de la clase. Ella había logrado que los objetos fueran zumbando a su encuentro desde cualquier parte del aula, como si tuviera algún tipo de extraño imán que atraía borradores, papeleras y lunascopios—. Lo que pasa es que no te concentrabas.

Uno de los múltiples aciertos de J. K. Rowling en su divertidísima colección en torno a Harry Potter, consiste en transmitir a través de su obra la necesidad insoslayable de dos aspectos actitudinales en el joven para cualquier tema al que se enfrente:

·                   Aprendizaje, que siempre se relaciona con maestros, libros, motivación, estudio, observación…
·                   Esfuerzo, trabajo, entrenamiento, disciplina...

Nosotros los normales, que en la obra de Rowling somos llamados "muggles”, tenemos un dicho que nos confunde. Cuando queremos que algo se haga bien, rápido, sin esfuerzo, por decisión solo de palabra o intención… decimos que es realizarlo “por arte de magia”… y, en los libros de Harry Potter, como vemos en la cita con la que empieza este articulo y que esta sacada del capitulo XVIII del Volumen titulado: Harry Potter y el Cáliz de Fuego…ocurre todo lo contrario…para realizar cualquier “acto de magia”, incluso por los más magos de raíces familiares…. Pues hay que aprender…. Esforzarse y practicar…. Como hacemos cualquiera para todo en la vida, empezando por saber andar o hablar en cualquier lenguaje...

Para estas labores y en estos temas se encuentra nuestro protagonista y sus amigos que deben asistir al colegio de magos Hogwarts… a sus clases, a sus bibliotecas…. Y no todos aprueban tan fácilmente…

Me parece muy acertada la propuesta educativa de Rowling y la veo muy cercana a nuestros mundos “muggles” donde todos debemos aprender de todo y no siempre lo conseguimos… Como nos ocurre con ese otro mundo de las creencias religiosas, donde por mucho que la gracia divina te venga a buscar, debemos poner de nuestra parte en aprendizajes y cumplimientos de nuestras practicas religiosas, piadosas, catecumenales… etc… no es solo cuestión de decir como yo creo…. Le pongo una plegaria a uno de mis santos patronos y ya me lo concederá…. Si quiere… ¡mal negocio!

También me viene bien el ejemplo en cuanto a ese tema tan bonito e interesante para los románticos como es el amor… No se trata de pensar solo que si me enamoro o alguien se enamora de mi…. Ya será todo resuelto “por arte de amor”…. Pues no, habrá que aprender a amar, habrá que poner trabajo en avivar y mantener ese amor… habrá que mantenerse al día con las actualizaciones que nos mande el proveedor del programa amor… no fuera a ocurrir que se desfase y se quede obsoleto… y cuando un día deseamos utilizar nuestro programita de amor…. Ya no funcione…

Cuidado con creer que todo funciona “por arte de magia”…
Lo único que si nos llegan a casa por magia extraña son las multas de trafico… captadas por radares que lanzan conjuros perseguidores a nuestras matriculas… por ir deprisa… y algunos amigos idiotas que siempre nos mandan Wassap idiotas cuando estamos discutiendo con el jefe y sin tiempo… esos si que tienen arte de magia tonta…



Escrito por: Javier Morera


jueves, 5 de noviembre de 2015

“PUEDE QUE NOS CACEN COMO A ANIMALES, PERO NO NOS CONVERTIREMOS EN ANIMALES"


Este jueves nos reuniremos para hablar de la película “Resistencia”, una emocionante historia que nos arrastra a los bosques de Zabielovo, en Bielorrusia, cuando sus profundas espesuras fueron el refugio de cientos de judíos… Abordaremos diversos temas, como el de la guerra y la profunda alteración de los vínculos y relaciones entre las personas que esta siempre provoca; el del drama humano de quienes sufrieron el holocausto; el de la guerrilla y sus heroica entrega al enfrentarse sin medios a la horrible maquinaria nazi… Pero también de nosotros y nuestro presente, porque toda problemática humana lo es nuestra, y como a los judíos de 1939, también a nosotros nos amenazan y oprimen dinámicas socioeconómicas que cada vez se asemejan más al fascismo. Y también a nosotros hoy, como ayer a los judíos, nos utilizan, cosifican y explotan. ¿Acaso no es lo propio obligarnos a tolerar un contrato de trabajo de jornada completa a horario partido, sin buenas condiciones laborales y por un sueldo inferior a los 600 euros?

Tuvia Bielski –en una magnífica interpretación de Daniel Craig-, arenga a los desesperados refugiados en el bosque afirmando: “Puede que nos cacen como a animales, pero no nos convertiremos en animales”. Eso también va para nosotros: ¿de verdad tenemos que firmar contratos basura y admitir sueldos de miseria? ¿Por qué, por que estamos en crisis? ¿Quién está en crisis? ¿Tenemos nosotros la culpa?

Las humanas palabras de Bielski también van dirigidas a nosotros; el legado de aquellos hombres que se rebelaron contra el régimen nazi sigue vivo mientras vivan dos personas en sociedad.

Podrán cazarnos y explotarnos como a borregos, pero no nos comportemos como tales. Nos quieren arrebatar la vida; “nuestra venganza es vivir”.




miércoles, 28 de octubre de 2015

ESTUDIANDO EL ESTUDIANTE DE SALAMANCA




Y un año más… como siempre, el otoño nos trae ese mito que tantos literatos y poetas, músicos y pintores nos han intentado personalizar en nombres y caras, en épocas y actitudes… El Don Juan…

Y como cada año, por estas fechas, cercanas a días de poca luz y celebraciones de santos y difuntos, nosotros, los románticos le dedicamos una cita a una de estas obras, siempre ingeniosas y creativas, siempre bebiendo del eterno tipo que malgastó la vida en vencer a otros bellacos o en conquistar y engañar a mujeres que luego no supo enamorar ni disfrutar en sentidos adultos e íntegros…

Este año, nos propuso la presidenta estudiar “El Estudiante de Salamanca”… buena cita se presenta… Don Félix es parco en palabras… no es lisonjero como el Tenorio… no es tan adusto como otros de Tirso o de Moliere… pero es tan atrevido como cualquiera de los Don Juanes… que tantos hay… rápido en matar… adelantado en lances… pródigo en invites y osadías… pero corto en conocimiento, en sensatez, en ternura, en consejo… como todos los Don Juanes…

Lo vemos en sus persecuciones a esa dama que se le resiste… y que resulta ser su cita mortal… en la cuarta parte…

-Cada paso que avanzáis
Lo adelantáis a la muerte,
Don Félix. ¿Y no tembláis,
Y el corazón no os advierte
Que a la muerte camináis?-

Pero supongo que a todos os gusta más la segunda parte… esa oda cantada al amor… triste y desairado de doña Elvira…
¿Quien no se acuerda, de memoria de esos versos, tan románticos, tan españoles, tan leídos y repetidos por todos nosotros?…

Hojas del árbol caídas
Juguetes del viento son:
Las ilusiones perdidas
¡Ay! Son hojas desprendidas
del árbol del corazón.

O de esa otra estrofa tan citada por cualquiera de nosotros cuando nos sentimos abandonados y poco queridos por nuestros “amores”…

¿Qué me valen la gracia y la belleza,
Y amar como jamás amó ninguna,
Si la pasión que el alma me devora,
La desconoce aquel que me enamora?

¡Vaya poetas que tenemos!...
¡Vaya honor para nuestras letras, nuestras bibliotecas, nuestros jóvenes que aprenden entusiasmados las rimas y versos de estos genios de la pluma y de la sensibilidad estética!

No me extraña que en nuestro país haya más jóvenes dedicados a la poesía y la literatura que al fútbol y el baloncesto juntos… no me extraña…


Escrito por Javier Morera

martes, 20 de octubre de 2015

CITANDO "TUS ZONAS ERRÓNEAS"


“Has crecido y te has desarrollado en un ambiente cultural que te ha enseñado que no eres responsable de tus sentimientos y sensaciones, aunque la verdad silogística te demuestre que siempre lo fuiste. Has aprendido una cantidad de dichos para defenderte del hecho de que eres tú el que controla tus sentimientos. He aquí una pequeña lista de frases hechas que has usado una y otra vez. Examina los mensajes que envían estas frases.
- "Me ofendes."
- "Me haces sentirme mal."
- "No puedo evitar sentir lo que siento."
- "Simplemente estoy enfadado, no me pidas que te explique por qué."
- "Esa persona me enferma."
- "Tengo miedo a las alturas."
- "Me avergüenzas."
- "Me acelero cuando ella está cerca de mí."
- "Me haces hacer el tonto en público."
Esta lista podría seguir interminablemente. Cada frase contiene dentro de sí misma un mensaje que anuncia que no eres responsable de lo que sientes. Ahora vuelve a escribir la lista correctamente, o sea, de manera que refleje que eres tú quien controla lo que sientes y que tus sentimientos y sensaciones provienen de los pensamientos que tienes respecto a cualquier cosa.
- "Me ofendí por las cosas que me dije a mí mismo respecto a cómo reaccionaste tú ante mí."
- "Me hice sentirme mal.
- "Puedo evitar sentir lo que siento, pero he escogido estar enfadado."
- "He decidido sentirme enfadado porque generalmente puedo manipular a los demás con mi enfado puesto que ellos piensan que yo los controlo."
- "Yo me enfermo a mí mismo."
- "Yo me asusto a mí mismo en las alturas."
- "Yo me avergüenzo de mí mismo."
- "Yo me excito cuando estoy cerca de ella."
- "Yo hago el tonto por tomar más en serio tus opiniones respecto a mí mismo que las mías propias, y por creer que los demás hacen lo mismo."
Quizá tú crees que los dichos de la Lista 1 son simplemente figuras retóricas que se han convertido en clichés que se usan en nuestro ambiente cultural y que no tienen mayor significado. Pero si es así como piensas entonces pregúntate a ti mismo por qué las frases de la Lista 2 no se han convertido en clichés. La respuesta está en la influencia de nuestro ambiente cultural sobre nuestro pensamiento que nos enseña a pensar como la Lista 1 y nos aleja de la lógica de la Lista 2.
El mensaje es claro como el cristal. Eres tú el responsable de lo que sientes. Sientes lo que piensas, y puedes aprender a pensar diferentemente sobre cualquier cosa, si decides hacerlo. Pregúntate a ti mismo si vale la pena, si te compensa ser infeliz, estar deprimido o sentirte herido u ofendido.
Entonces examina, profundamente, el tipo de pensamientos que te están llevando hacia estos sentimientos de debilidad.”

Hemos puesto esta larga cita… que mas y mejor se puede decir sobre estos temas de “responsabilidad de pensamiento y sentimientos”… cuando un autor como Dyer lo explica tan bien… no hay que buscarle más vueltas… se trata de leerlo… practicarlo… y si quieres cambiar ya sabes… tú mismo…
O, te pones a ver la tele… y le echas la culpa de todo a los demás… y al sistema… con el cual estás conectado por vía televisor…
Si también le puedes echar la culpa de todo a Dyer, por hacerte responsable de tus zonas erróneas al escribir este libro… pero para eso tienes que ser doblemente inteligente… primero leerlo… y luego entenderlo y aplicarlo…

Si has hecho las dos acciones anteriores… ya no culpas a los otros de tus problemas emocionales… puede que ya ni tengas... ZONAS ERRÓNEAS…


Escrito por Javier Morera

lunes, 12 de octubre de 2015

¿TE ATREVES?


Ya llega a nuestro calendario, el conocido libro de divulgación psicológica que tanto se leyó en los años ochenta: “Tus Zonas Erróneas”… y no es este texto para leerlo en unas pocas sesiones… mejor resulta si lo desentrañas por capítulos sueltos, y dedicando algún tiempo a poner en practica o aplicar los múltiples consejos que te da este autor recientemente fallecido, Wayne W. Dyer.
Os ponemos a continuación, un cuestionario que nos propone el autor, en las primeras paginas, en el capitulo dedicado a una Introducción al trabajo que deberemos hacer con el texto… y así empezamos a pensar cuales son nuestras zonas erróneas… para trabajar… ¡y no me digáis que las tenéis superadas!… eso seria estar hundido en casi todas ellas…
Así, que ¿te atreves?...
En el libro “Tus Zonas Erróneas” aparecen las veinticinco preguntas siguientes que han sido elaboradas para medir tu capacidad de elegir tu propia realización y felicidad. Respóndelas lo más objetivamente posible y evalúate a ti mismo y a tu actual manera de vivir. Las respuestas que sean afirmativas indican dominio de sí mismo y buena capacidad decisoria.

1. ¿Crees que piensas por ti mismo? (Capítulo 1)
2. ¿Eres capaz de controlar tus sentimientos? (Capítulo 2)
3. ¿Tus motivaciones son interiores o exteriores? (Capítulo 7)
4. ¿Te has liberado de la necesidad de aprobación? (Capítulo 3)
5. ¿Eres tú quien establece tus propias reglas de conducta? (Capítulo 7)
6. ¿Te has liberado de tu necesidad de justicia y equidad? (Capítulo 8)
7. ¿Puedes aceptarte tal como eres y evitar los reproches? (Capítulo 2)
8. ¿Estás libre de la necesidad del "culto al héroe"? (Capítulo 8)
9. ¿Eres un hacedor o un crítico? (Capítulo 9)
10. ¿Te atrae lo misterioso y lo desconocido? (Capítulo 5)
11. ¿Puedes evitar describirte a ti mismo empleando términos absolutos? (Capítulo 4)
12. ¿Puedes quererte a ti mismo todo el tiempo? (Capítulo 10)
13. ¿Puedes tomarte tu propio descanso? (Capítulo 10)
14. ¿Has eliminado todas las relaciones de dependencia? (Capítulo 10)
15. ¿Has eliminado de tu vida las acusaciones e imputaciones? (Capítulo 7)
16. ¿Has logrado dejar de sentirte culpable? (Capítulo 5)
17. ¿Eres capaz de evitar preocuparte por el futuro? (Capítulo 5)
18. ¿Puedes dar y recibir amor? (Capítulo 2)
19. ¿Puedes evitar la ira paralizante en tu vida? (Capítulo 11)
20. ¿Has eliminado las tácticas postergatorias como estilo de vida? (Capítulo 9)
21. ¿Has aprendido a fracasar eficientemente? (Capítulo 6)
22. ¿Puedes gozar y disfrutar de algo espontáneamente? (Capítulo 6)
23. ¿Puedes apreciar el humor y crearlo? (Capítulo 1)
24. ¿Te tratan los demás como quisieras que te traten? (Capítulo 10)

25. ¿Estás motivado por tu potencial de crecimiento y desarrollo o por la de reparar tus deficiencias? (Capítulo 1)


Escrito por: Eva y Javier Morera

martes, 6 de octubre de 2015

“Prefiero estar en contradicción con la Historia antes que con mi conciencia”

La guerra del general Escobar


Dijo Albert Camus: “Fue en España donde los hombres aprendieron que es posible tener razón y, aún así, sufrir la derrota; que la fuerza puede vencer al espíritu, y que hay momentos en que el coraje no tiene recompensa”.
Es difícil expresar mejor el drama de la Guerra de España. Donde tantas personas lo arriesgaron todo por la democracia o la igualdad, se instauró un régimen autoritario y represivo de 40 años; donde tantos dieron tanto en defensa de la legalidad y en cumplimiento de su deber, luego se les juzgó por rebelión y fueron condenados; donde tantos clamaron y creyeron en la libertad, se instauró de nuevo la esclavitud; allí donde idealistas de todas las naciones lucharon por el socialismo, triunfó el fascismo; aquí, donde se planteó el gobierno del pueblo para el pueblo, se bombardeó y masacró al pueblo; donde las letras hicieron florecer una Edad de Plata de la literatura, venció el grito “¡muera la inteligencia!”; y aquí, donde tantos y tantos murieron, ¿Cuál fue la recompensa de los que salvaron la vida? Europa les agradeció su magna lucha lavándose las manos; el nuevo gobierno español, sentenciándolos, y la Historia, olvidándoles.
Este jueves hablaremos de Antonio Escobar, que por cumplir con su deber y juramento, fue ejecutado por rebelde. En el libro que nos ocupa, le advierte a Escobar Don Adrés, su abogado: “-Con arreglo a nuestra concepción jurídica usted no es un prisionero, sino un rebelde”. Escobar, entre irónico y perplejo, le ataja: “-¿Por qué? ¿Por luchar contra la rebeldía soy un rebelde? Eso es una contradicción absurda.” Le responde Don Andrés: “-Mi coronel, su teoría está en contradicción con la Historia. La rebeldía queda purificada por el triunfo”. Paradojas de la vida, que seguirán existiendo mientras haya quien siga pensando que la Historia siempre va hacia delante. No para Escobar.
Y sin embargo, no fue el único. ¿Quién conoce al general Rojo?
El 8 de octubre de 1894 nació Vicente Rojo Lluch, considerado por muchos historiadores el mejor estratega de la Guerra de España. Católico practicante, intelectual y de prestigiosa carrera militar, diseñó la mayor parte de los ataques republicanos de la guerra. La heroica resistencia de Madrid, la batalla de Brunete, la conquista de Teruel y, sobretodo, la ofensiva del Ebro de 1938, pusieron de manifiesto su capacidad para organizar a las heterogéneas fuerzas de la república, así como para proyectar y desarrollar ataques capaces de romper los fuertes y bien defendidos frentes enemigos.
Rojo era un profesional, y bueno. El 18 de julio de 1936, ajeno a fidelidades políticas propias o intereses egoístas, se mantuvo fiel al gobierno de la II República. Escribió años después:

¿Qué iba a suceder? ¿Quiénes eran los complicados? ¿Qué se proponían? De los innumerables chismes, noticias que se dejan caer, hipótesis, nombres, etcétera, recogidos casualmente, ¿cuáles podían ser ciertos y cuáles falsos? (…) las culpas de cuanto sucedía no estaban sólo en las conductas de los que perturbaban el orden, sino principalmente en los que provocaban el desorden, movidos por intereses o egoísmos más o menos inconfesables o inmorales fuera del campo castrense.
(…)
En tal ambiente militar había surgido uno de los fantasmas más demoledores de la unidad y la moral castrenses: la desconfianza. (…)La magnitud del problema, aun dentro de la confusión reinante, hacía evidente que el destino de España estaba en peligro. Pero el mejor destino de la patria, el más justo, el más noble, el más digno, ¿se lograría por el camino de la rebelión o por el de la defensa de la Ley? ¿Por el imperio de la fuerza o el de la razón? ¿Por el respeto de la voluntad nacional, aunque se manifestara alocadamente a través de la acción de un pueblo en armas, o por el acatamiento de mandatos que no eran compartidos por ninguno de los jefes naturales que legalmente ejercían sobre nosotros su autoridad?
(…). La duda, terrible duda, estaba planteada en toda su crudeza, como jamás se nos había planteado; y yo la resolví bien o mal, pero radicalmente, categóricamente y hasta con cierta repugnancia, porque no me agradaban muchas cosas que veía en torno mío (y lo grave aún no había comenzado); y la resolví manteniéndome fiel a lo único que en aquellos aciagos momentos me dictaba mi estrecho concepto del honor: el cumplimiento del juramento que había prestado de defender la patria, defendiendo la Ley y las autoridades legítimamente constituidas, con estricta obediencia a mis jefes naturales. Nada podía torcer esa resolución.

Y con este talante, el general Rojo encaró la guerra. Se destacó en ella desde el principio, organizando la defensa de Madrid a las órdenes del general Miaja. Dice J. Zugazagoitia de aquellos días: "Si el General Miaja era la voz de mando, Rojo era la cabeza pensante y la voluntad organizadora". Con milicianos voluntarios adscritos a distintos partidos u organizaciones obreras, recelosas las unas de las otras -y sin recibir el legítimo y necesario apoyo internacional-, Rojo se entregó a la tarea de defender Madrid, la capital de la República. Y la Madrid que todos dieron por perdida, aquella ciudad que hasta el Gobierno abandonó a la recién constituida Junta de Defensa, resistió los bombardeos aéreos, la incesante artillería rebelde, las cargas de los moros y los ataques de la Legión. Aquellos fueron los días heroicos del Madrid de Lister, Modesto, Durruti, la Pasionaria y los internacionales. El Madrid del “¡No Pasarán!”, el Madrid que iba a convertirse en “la tumba del fascismo”. Y en efecto, desde el 7 de noviembre hasta el agotamiento de las tropas rebeldes y la estabilización de los frentes, ni Franco, ni Yagüe ni nadie, logró pasar. Se resistió en el la Casa de Campo, en el puente de los Franceses, en la ciudad Universitaria y en el Hospital Clínico, y se salvó Madrid. Rojo fue ascendido.
Luego vendrían los combates de Guadalajara, de Brunete, de Aragón… y la gran Batalla del Ebro, que convirtió al célebre río español en el escenario más observado del mundo durante cerca de 100 días de durísimos combates. Y después, el exilio.
Creyó Rojo, tras veinte años en el extranjero y afectado por una grave enfermedad, que podría volver en paz a España para morir en su patria. ¡Qué iluso! A modo de bienvenida, se le condenó a cadena perpetua por traición. “Yo que nunca me he rebelado, acusado por quienes se rebelaron". Corrían los años sesenta y al régimen, alineado ahora con las potencias occidentales, no le favorecía condenar a un hombre de de la talla de Rojo –y además, enfermo-, por no haberse sumado hacía más de veinte años a un pronunciamiento militar. Sin embargo, Franco se encargó personalmente de que, a efectos prácticos sufriera la condena. El caudillo había dicho "Negadle el pan y la sal". Y así fue.
El antaño general en jefe de Estado Mayor del Ejército Popular de la República, y el hombre que tanto había trabajado por servir al gobierno legítimo de la II República de acuerdo a su profesión y juramento, vivió los últimos días de su vida excluido de toda función pública, abandonado por la sociedad e ignorado por sus amigos. Dijo en una ocasión, "Lo único que me queda es la alegría", y esa alegría fue la que alumbró los varios libros en cuya construcción y redacción ocupó sus muchas horas de soledad en aquellos días grises. Si salía a la calle, sentía que debía resignarse y mirar hacia otro lado cuando una intima amiga de años atrás, o un conocido de la guerra con el que riera y conversara, cruzaba apresuradamente la acera al verlo. No interesaba ser visto con Rojo, era alguien no deseado, como un parásito social… En teoría era libre, pero en la práctica, cumplía la condena que le Franco le guardaba. "Negadle el pan y la sal". Comentó en aquellos días "Se me ha reducido a la muerte civil".
Cuando el 15 de junio de 1966 a las siete de la madrugada, murió el que podría haber sido considerado como el Eisenhower español, el diario El Alcazar, de excombatientes, reconoció su capacidad profesional. El 10 de septiembre de 1994, el ayuntamiento de su pueblo natal, Fuente la Higuera, en Valencia, y con motivo del centenario de su nacimiento, le dedica un busto. En los manuales de primaria se estudia la figura de Aguirre; en el Paseo de la Independencia, el Heraldo de Aragón rememora las grandiosas hazañas estratégicas del Generalísimo Franco. Y el pueblo… a Interpeñas, que son las fiestas del Pilar.


El drama de España.


Escrito por: Eloy Morera