jueves, 8 de septiembre de 2011

DESCUBRIENDO LOS SENTIMIENTOS DE J. M. B.

Hoy ha tenido lugar en nuestra Asociación “El Rincón del Romántico” la sesión sobre la película de “Descubriendo Nunca Jamás”… Tras comentar la curiosa y original vida de James Mattew Barrie y el contexto por el que surgió su gran obra: “Peter Pan y Wendy”… nuestro querido ponente, Javier Morera, nos ha comentado sus interesantes opiniones escritas en el siguiente artículo de opinión, espero que os guste:

El romántico ve la realidad, incluso mejor que otros, ya que suele ser muy detallista y sensible a cualquier circunstancia, con mucha atención e interés en las pequeñas cosas… pero no le gusta la realidad… y no confía demasiado en las formas realistas y costumbristas de solucionar los problemas…



Prefiere vivir su fantasía (Nunca Jamás) y arrastra a los que quieren seguirle… Muchas veces fragua y construye “mundos” de imaginación y poesía para que allí vivan mejor sus seres queridos… a algunos les encanta y se suben al barco de la fantasía… sueñan y aprenden a vivir de los detalles, de las miradas, de las sonrisas… y vuelan… y se elevan… y el resto de los realistas mortales los tachan de locos, de idealistas, de utópicos, de no estar en la realidad… No os den tanta envidia, dejarlos volar… la realidad siempre te alcanza un segundo después de la muerte… pero hasta entonces, algunos preferimos vivir en nuestro mundo “COMO NOS GUSTA”
Los románticos procuran ayudar a elevarse… pero van dejando por el camino a los que no lo consiguen… los empeñados en temperaturas de confort, recetas, economías, leyes, mandamientos, seguridades, normas… Y al fin los mundos de los románticos son alejados, solitarios, fríos y místicos… pocos consiguen seguirles… pocos consiguen entenderles…



Es curiosa la figura de los que vienen a convencer de que hay que bajar al suelo… hay que tomar medicinas, hacerse seguros de vida, firmar papeles, dormir ocho horas, comer miles de calorías… rezar rosarios, amar a alguien por ser tu hijo o tu esposo… ¡POR LEY!
Nunca sabremos si Peter Pan se escribió por ver a los niños… o para distraer a los niños… nunca sabremos si James era Peter o si Peter cambió a James… Nunca sabremos si se habría escrito esa historia si James se hubiera dedicado a escribir sus historias en su casa en vez de ir al parque a jugar y “perder el tiempo”…



Pero si sabemos que Barrie era genial… que amó a unos niños y a unas personas… y que ni la abuela ni la esposa de Barrie fueron la inspiración de Peter Pan… Tal vez podemos aventurar que sin ellas habría más Peter Pan…
El simbolismo de las hadas es maravilloso… cuando nace una ilusión… un niño… nace un hada… cuando alguien deja de creer en una ilusión… muere un hada… madura un adulto… muere un niño… ¿Cuántas veces al dejar de creer en una ilusión, en una persona, en un niño, en un amor… matamos algo mas que un hada… matamos a la alegría de vivir de una persona o lo que es lo mismo… matamos a una persona…?
Barrie sabía que las medicinas no curan, que los médicos no curan, que los demás no pueden hacer mucho si tú no haces por ti… A muchas personas les hace falta confianza en si mismos… y a otras muchas les molesta que tu seas capaz de ser diferente… Y te atacan… vienen a tu mundo a decirte todo lo malo que tienes o haces… todo lo que deberías hacer… y lo que debería gustarte… Y lo que es bonito y debe ¡ilusionarte!… o lo que es feo y debes despreciarlo… para ser normal… No soportan la diferencia… ni la felicidad que puedes encontrar en tus pequeñas cosas… y se confunden pensando que con esas pequeñas cosas también conseguirán ellos esa felicidad… pero la formula no resulta ya que no es tal… no son recetas… las hadas son luz…no son pastilas… es ver… consiste en ponerse otras gafas… pero no están a la venta en el Corte Ingles… y siempre hay alguien empeñado en quitártelas para que dejes de ser un “niño”… Para que veas las cosas como son… dos y dos son cuatro…el dinero es el dinero… la competición, el sexo, la infección… el trabajo, la calidad, la producción, la crisis, la edad, la escuela y los títulos… Un reduccionismo a física y química… ¿Y los sentimientos?... ¿Y su majestad el amor?
Por eso al final, los románticos se quedan mas solos que la Luna… en otra orbita… no muy acompañados… pero iluminados por sus fantasías… hasta en la noche mas oscura… Puede que no sea el cielo… pero tampoco es la Tierra contaminada y con el reloj recordándote los segundos que te quedan para terminar tu recorrido existencial…



Entre J. M. Barrie y los románticos del siglo XXI
8 de Septiembre de 2011
Javier Morera Betés

Las fotos que acompañan el escrito, son de J. M. Barrie y Michael Davies

6 comentarios:

V de Vane dijo...

Un texto cargado de un gran mensaje. Sin duda toda una inspiración para vivir no con cantidad, sino con calidad.

Un abrazo enorme.

Anónimo dijo...

Elena
No he visto la peli pero me ha encantando lo que has escrito, enhorabuena

Rosa dijo...

Tú como Barrie ayudas a construir mundos mágicos llenos de ilusión, imaginación y fantasía, a creer sobre todo en uno mismo y mirar con otros ojos esta vida que no sabemos entender...y seguir adelante pese a las diferencias, no solo son las iniciales las coincidencias...un escrito genial, me ha encantado.
Besos
Rosa

NikaDinga dijo...

Huolaaa, Siento cambiaros de tema pero es URGENTE:
Os acabo de conocer y he intentado escribiros al correo que aparece en el boletín del cipaj para acudir hoy a la reunión, pero me da error la dirección Podría alguien decirme donde os vais a reunir hoy? mi coreeo es ELFENIXMORADO@HOTMAIL.COM

LLevo mucho tiempo buscando algo así y por cierto... es precioso el artículo y la película me encantó

Anónimo dijo...

El amor es un sentimiento que cada uno descubre e interpreta de forma diferente. En el amor debe haber una simbiosis, una comunión entre almas. Para mi el amor mayor es el que una madre siente por su hijo, comienza con la unión por el cordón umbilical y no se separa en toda la vida.

Mucho amor para todos y sed felices

Antonio

Olga dijo...

!Es vardad! que no por estar mas en el suelo,eres mas feliz,cuantos por querer elevarte te odian...te
alejan y menosprecian,la ilusión y
la fentasia no va con ellos,pero dejemoslos que vivan con el reloj
con el dinero con la cruda realidad
consumista y nos dejen en paz a los que abogamos por una vida de e-
mociones...ilusiones...y amor.
Un texto precioso,como siempre me
ha encantado.
Una admiradora. Olga