martes, 28 de mayo de 2013

LA PRESENCIA DEL AMOR


Comentando el entrañable texto de Miguel Delibes, Señora de Rojo Sobre Fondo Gris Al principio y más adelante de esta magnifica obra, se leen estas palabras:
Una mujer, dijo, que con su sola presencia aligeraba la pesadumbre de vivir”…
Un gran hombre, Miguel Delibes, que sabe reconocer por una parte la pesadumbre de vivir y por otra la fuerza revivificadora de la sola presencia de su compañera… la maravillosa tranquilidad de sentirse acompañado por alguien que te quiere, que te valora, que te entiende…
En esa maravillosa relación de pareja no es necesario sorprender, ni seducir, no hay que ofrecer, no hay que aguantar, solo se trata de sentirse querido y de sentirse querer…
Por la mitad del libro nos dice:
Nos bastaba mirarnos y sabernos. Nada importaban los silencios… estábamos juntos y era suficiente”…
No les hacia falta distracciones, diversiones, series de televisión o amigos de tertulia…
Como una mano ayuda a la otra, como un ojo se complementa con el otro… como novios, como niño con su mascota… no es vivir del otro, ni vivir para el otro, es vivir con el otro, es convivir…
Pero esa relación tiene un peligro, la pérdida de ese otro, que no era imprescindible, pero si irremplazable, que no era extraordinario, pero si incomparable… Por eso al final de su libro, nos dice:
Esta sensación de fracaso, de verme de pronto sin nada por haberlo deseado todo”…

No quiero decir con esto que Miguel fuera romántico, pero si celebro con él y como él que el amor es maravilloso… y eso si que nos encanta a los románticos…



Escrito por: Javier  Morera  Betés

1 comentario:

Unknown dijo...

Excelente selección; unos fragmentos preciosos que reflejan una experiencia vital intensa y muy hermosa.

Un saludo.
Eduardo