viernes, 27 de diciembre de 2013

VÍCTOR HUGO SABE MUCHO


Dicho sea de paso, el éxito es una cosa bastante fea. Su falso parecido con el mérito engaña a los hombres. Para la multitud, el triunfo tiene casi el mismo rostro que la supremacía. El éxito, éste equivoco del talento tiene una víctima a quien engaña: la Historia. Juvenal y Tácito son los únicos que de él murmuran. En nuestros días, ha entrado de sirviente en casa del éxito una filosofía casi oficial, que lleva la librea de su amo y hace oficios de lacayo en la antecámara. Tened éxito: tal es la teoría. Prosperidad supone capacidad. Ganad a la lotería, y sois un hombre hábil. Quien triunfa es venerado. Naced de pié, todo consiste en esto. Tened suerte y tendréis el resto; sed felices y os creerán grandes. A parte de cinco o seis excepciones inmensas, que son la luz de un siglo, la admiración contemporánea no es sino miopía. Se toma lo dorado por oro. No importa ser advenedizo si llega el primero a su objeto. El vulgo es un viejo Narciso que se adora a sí mismo, y que aplaude todo lo vulgar. Esta facultad enorme, por la cual un hombre es Moisés, Esquilo, Dante, Miguel Ángel o Napoleón, la multitud la concede por unanimidad y por aclamación a quien alcanza su fin, sea quién fuere. Que un notario se transforme en diputado; que un falso Corneille haga el Tiridates; que un eunuco llegue a poseer un harén; que un militar adocenado gane por casualidad la batalla decisiva de una época; que un boticario invente las suelas de cartón para el ejército del Sambre-et-Meuse y acumule, con el cartón vendido por cuero, una fortuna de cuatrocientos mil francos; que un buhonero se case con la usura, y tenga de ella por hijos siete u ocho millones de los cuáles él es el padre y ella la madre; que un predicador llegue con su gangueo, a ser obispo; que intendente de buena casa, al salir del servicio sea tan rico que se le haga ministro de Hacienda; no importa: los hombres llaman genio a esto, lo mismo que llaman Belleza a la figura de Mosquetón, y Majestad a la tiesura de Claudio. Confunden con las constelaciones del abismo las huellas estrelladas que dejan en el cieno blando de un lodazal las patas de los gansos.”

Fragmento del capitulo XII del primer libro de la primera parte de Los Miserables de Víctor Hugo (1862)

Esta semana para terminar nuestras sesiones del año 2013… hemos disfrutado de la pluma de este gran pensador francés del XIX…
Cómo habréis podido comprobar, además de otras muchas cualidades tuvo la de ver claro y decir claro las diferencias entre el Éxito, aclamado por el vulgo y la fama, y el Mérito… que es el verdadero valor de alguien por algo… Aún cuándo no llegue a conseguir su fin o consiguiéndolo no llegue a ser apreciado por las masas… ¡buen autor, buen libro, buen párrafo!!… Para terminar un año de buena crisis… de gentes de éxito que no de mérito…



Escrito por: Javier Morera

2 comentarios:

Cenicienta dijo...

Muchísimas gracias a Eva y a Javier por su elaborado trabajo en la Asociación y por cumplir al máximo con todos los detalles y a todos que con su aportación ayudan al funcionamiento del club.
Gracias por esta preciosa felicitación de Navidad que nos recuerda tantos momentos juntos, de libros, de excursiones, de múltiples actividades...
Nosotros, como románticos, estamos continuamente "fabricando recuerdos" como nos decía nuestro querido Randy Pausch, y este es uno especial en nuestro caminar.
Aprovecho también para expresaros a todos mis mejores deseos en estas Navidades y en el próximo año....
...que sigamos fabricando recuerdos...
...alcanzando sueños y posibilitando los de los demás...
...y sobre todo, que sepamos VIVIR...como nos enseñó en "La última lección"

¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!!


Besos

Rosa

Alejandro Vargas Sánchez dijo...

era muy grande Hugo, demasiado grande quizás para cualquier época. me ha gustado vuestra página, lástima que no estéis en Barcelona. os dejo la dirección de mi blog porque sé que mis poemas os encantarán, es http://alejandrovargassanchez.blogspot.com, "Neorrealismo Virtual", y os tengo en cuenta para los premios 20blogs. un abrazo