viernes, 27 de mayo de 2011

INSTALAR AMOR

Actualmente vivimos en un mundo en que la informática nos desborda cada día.
Aparecen programas nuevos, versiones actualizadas que desbancan rápidamente a las anteriores y a una velocidad de vértigo.
El mundo, la gente…se mueve a una velocidad vertiginosa, sin saber muy bien a dónde va, con quién y cómo va, es como si viajáramos velozmente por túneles pensando sólo en llegar, en ver la salida…que a veces no llega, y perdiéndonos los maravillosos paisajes y personas que tenemos a nuestro alrededor.
Y el otro día, viajando por estos mundos ínternáuticos encontré un sencillo pero curioso programa: "INSTALAR AMOR".
El primer paso a seguir era abrir el corazón.
Por supuesto, incompatible con otros programas instalados, véase dolorpasado.exe, el cual será borrado aunque quede grabado en la memoria; o bien, depresión.exe que será reemplazado por autoestima.exe o bien resentimiento.com. Este debe ser apagado, para ello hay que ir al programa perdón.exe y borrar rencor.exe.
Puede surgir algún error de instalación.
Ocurre si no hay AMOR en nuestro propio equipo antes de poder amar a otros.
Se debe eliminar soberbia.exe de todos los directorios.
Y poco a poco el CORAZÓN de nuestro equipo se irá llenando de archivos tipo sonrisa.mpg, paz.exe y felicidad.com.
AMOR se habrá instalado correctamente.
Y veremos que este programa se hará importante, muy importante entre todos los que componen la rutina de nuestras vidas.
Y tendremos que ir limpiando cada día las emociones negativas que debilitan la felicidad y la paz.
Pero hagamos cada uno que este programa AMOR circule por la red de todo nuestro hermoso planeta para que no enferme más de lo que está.




Y como dijo Khalil Gibram:

Cuando el amor os llame, seguidle,
aunque sus caminos sean duros y escarpados.
Y cuando sus alas os envuelvan, entregaos,
aunque la espada oculta en su plumaje pueda heriros.
Y cuando os hable, creed en él,
aunque su voz pueda desbaratar vuestros sueños
como el viento del norte asola vuestros jardines.



Escrito por: Rosa Andrés

5 comentarios:

BEA-BEA dijo...

Que cierto es todo esto, Eva,... en los tiempos en los que estamos vivimos en una realidad donde los valores no se donde están escondidos, por sinceramente no los encontramos por ningún sitio. Y menos con las situaciones que están pasando sin ir más lejos en la acampada de Barcelona, donde no sé puede ni manifestarse por tus propios derechos (que no se cumplen), que además te exigen estudiarlos para llegar a ser funcionario y que están recogidos en la Constitución (cosa, que debería leer toda la gente para saber todos nuestros derechos, y también deberes... Aunque, hoy por hoy hay más OBLIGACIONES que DERECHOS).
Menos mal, y espero que siga siendo así, quedamos gente que queremos un mundo mejor y mas justo, y que a pesar de todo lo malo que se nos echa encima, aún tenemos ganas de levantarnos con más fuerza y aportar algo bueno en este mundo, que necesita una brújula, para orientarnos TODOS hacia un rumbo mejor.
Un besote

bea-bea dijo...

Perdón Rosa, creia que lo habia escrito Eva... pero vamos... me ha encantado muchisimo tu post.

V de Vane dijo...

Que difícil es a veces conseguir el rendimiento de ese programa llamado AMOR, cuando a veces los virus que comentas pululan por nuestro día a día y provocan una infección que llega a dañarlo severamente. Para mí por suerte la gente del club sois unos buenos antivirus je, je.

Un gran post Rosica.

Olga dijo...

Rosa el correo es precioso y el
mensaje conmovedor. Me encanta eso
de abrir el corazón y llenarlo de
Amor,descartando al dolor, rencor,
odio, depresión...ect.
Si se pudiera conseguir este mundo
no seria el mismo.
Pero personas como tú lo hacen po-
sible.
un beso lleno de amor. olga

Anónimo dijo...

A mí también me ha encantado leer estas palabras y el texto final de Khalil Gibran a quien no conozco, enhorabuena